Cómo elegir unos pendientes bonitos

Cómo elegir unos pendientes bonitos

Pendientes bonitos hay muchos en el mundo pero para que, además se conviertan en tu mejor aliado es imprescindible que cumplan 4 requisitos muy importantes.

Con 16 años sufrí mi primer flechazo con unos pendientes bonitos. Eran grandes, pesados y vistosos; de esos con los que, tras llevarlos un par de horas, se te caen las orejas lentamente a trocitos, pero oye, yo tan contentita con mis pendientes bonitos.

Actualmente me he vuelto más selectiva a la hora de elegir pendientes, básicamente, porque mis lindas orejas no están preparadas para ser maltratadas con unos grandes pendientes hechos de un material radioactivo.

Es por ello que, cuando sufro un nuevo flechazo con unos pendientes bonitos, uso la regla de las 4 Cs, con el fin de saber si realmente esos pendientes merecen la pena o no. ¿Que no conoces la regla de las 4Cs? ¡Lógico, porque me la he inventado yo! Pero ahora mismo te la cuento.

Regla de las 4Cs para elegir unos pendientes bonitos

regla de las 4C para elegir unos pendientes bonitos

1.Cómodos

Está claro que a todas nos gusta llevar pendientes cómodos, pero ¿cómo saber realmente si unos pendientes bonitos son cómodos?

Para mí el mejor indicador es no notar que los llevo puestos de tal forma que, si alguien me hace algún comentario sobre mis pendientes, lo primero que hago es tocarlos para recordarme a mí misma cuáles me había puesto.

pendientes bonitos de flecos

2.Combinables

Uno de los ejercicios mentales que he aprendido a hacer los últimos años, es  el de hacer un repaso mental sobre con cuántas prendas me combina un complemento antes de comprarlo. Y si por lo menos no se me ocurren 4, entonces no merece la pena la compra.

De nada sirve tener un pendiente bonito, y comodísimo, si no combina con nada, porque entonces se quedará decorando tu joyero.

pendientes bonitos pompones

3. No Cansinos 

Como bien dice la RAE, un pendiente cansino es aquel que molesta o fastidia por aburrido o insistente.

Por lo tanto, cuando vayas a elegir un pendiente, piensa si es de esos de esos que, aunque pasen los años, siempre seguirás usando.

pendientes bonitos estrellas

4. De Calidad 

Yo ya no tengo edad para que las orejas se me queden verdes o me salgan grietas en el pliegue de la oreja debido a usar unos pendientes bonitos, pero de mala calidad. Así que, a la hora de elegir pendientes bonitos, hay unos mínimos de calidad que tienen que cumplir. Y esto, ¡no es negociable!

pendientes bonitos velas

Finalmente, recuerda: nunca renuncies a llevar unos pendientes bonitos ya que, por muchos mocos y restos de papillas que lleves en la ropa sin darte cuenta,

¡si llevas unos pendientes bonitos, lo demás no importa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *