La cruda realidad de la vida de emprendedora

ser emprendedora no es nada facil

La vida como emprendedora a veces se me hace un poco cuesta arriba. Podría excusarme en que ser emprendedora, autónoma y madre es un combo matador, pero también he trabajado por cuenta ajena teniendo niños y el ritmo de vida sigue siendo trepidante.

Uno de los problemas de emprender, a mi entender, es que el nivel de atención y dedicación es similar a tener un hijo pequeño, pero en este último caso no puedes tirar de abuelos.

emprender no es facil
el arte de emprender

Esta semana tenía pensado sacar unos modelos nuevos de perlas ¡qué ganas de que los vierais, lo tenía todo calculado! Y entonces… llego el karma con sus cositas: ¡holi gripe familiar! A priori no fue nada preocupante ya que el padre de familia podía desenvolverse sólo, la mayoría del tiempo…pero claro la gripe,  como buen virus que se propaga rápidamente, hizo de las suyas y empezó con los niños.

niños malo

La cosa se ponía negra, pero yo soy una mujer positiva y siempre pienso que las cosas tienen solución. Por lo que, mientras daba ibuprofeno a granel, me puse manos a la obra y me monté un estudio de fotografía en casa (concretamente, en la cocina) para rematar las últimas fotos para la web mientras preparaba menús para los enfermos… ¡mala idea, amigas! Porque con tanta prisa entre una foto e ir corriendo para que no se me quemara el arroz (sí, soy de las pocas que el arroz se le quema) ¡zasca! Golpe al objetivo de la cámara y ¡adiós fotos!

camara de fotos

Os lo voy a reconocer, durante unos minutos ¡me hundí en la miseria! Pero, una vez más, levanté el vuelo y me dije a mí misma “No pasa nada, Bea. Cambio de planes. Las perlas salen una semana más tarde”. Así es mi vida como mujer emprendedora: caer, levantarse, volver a caer, volver a levantarse…  por esa razón esta semana he decidido improvisar para contarte cual es la (mi) realidad y compartir contigo algunas cosas que  me ha enseñado el emprendimiento:

1.Los imprevistos existen ¡y las cagadas también! 

Así que, cuando tengas alguno, respira hondo e intenta centrarte en buscar la solución en lugar de fustigarte, ya que no será la primera vez ni la última

2.Planifícate.

Organízate por objetivos todo lo que quieres hacer y conseguir en bloques de 3 meses, por ejemplo. De esta manera no irás como pollo sin cabeza y, cuando te pase como a mí esta semana, mueves un poco el planning ¡y listo!

planificarme mejor
planificar redes sociales

3.Haz comunidad.

Esto probablemente es un tópico, pero en esta batalla como emprendedora nadie te va a entender mejor que otra emprendedora, así que busca gente que esté como tú y ¡apoyaros!

emprendedoras
madres y emprendedoras
MALASMADRES

4.No idealices.

Todos tendemos a pensar que las cosas son más fáciles de lo que nos imaginamos y cuando vemos a un emprendedor de éxito pensamos que lo tiene todo fácil. Pues, ¡no caigas en eso! porque seguramente esa persona haya sudado lo suyo para llegar donde está.

5.No pierdas la fe en ti.

Nadie mejor que tú sabe lo que llevas dentro y de lo que eres capaz de hacer así que, cuando lleguen tiempos difíciles, no te tires piedras contra tu propio tejado porque la mayoría de las veces ¡somos nuestro peor enemigo!

Y para acabar recuerda…

Ser emprendedora no es fácil ni para ti ¡ni para nadie!

cupón: pulserabolas

¡Consigue una pulsera de regalo en tu pedido!

(hasta finalizar existencias)

 
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *