A partir del 1 de Abril la tienda se cerrará temporalmente durante unos meses. Descartar

Todo lo que tienes que saber sobre las joyas con Swarovski

Qué es el swarovski

Hoy en día hay muchísimas joyas que se hacen con Swarovski pero, ¿qué narices es?¿una gema?¿una piedra? ¡pues no!

El Swarovski es un tipo de vidrio fabricado de una forma especial para conseguir unos cristales que no tengan nada que envidiar a los acabados de cualquier gema natural.

¿Cómo se hacen los cristales de Swarovski?

La composición de estos cristales es uno de los grandes secretos de la marca, igual que pasa con la fórmula de la Coca-Cola, pero lo que si sabemos es que:

  • Están formados por cuarzo, arena y minerales
  • Le ponen plomo para conseguir un acabado parecido a los diamantes
  • Uno de sus máximos trucos está en el corte de los cristales, ya que lo hacen con una maquina inventada por su fundador con la que consiguen un tallado perfecto de cada uno de los cristales.

¿Por qué se usa el Swarovski en joyería?

Los cristales de Swarovski se usan muchísimo en joyería porque:

  1. Gracias a su proceso de corte, tienen un brillo espectacular que no se consigue con ningún otro tipo de piedra. Lo cual aporta un acabado súper elegante a cualquier tipo de joya o complemento que los lleve.
  2. Tiene una resistencia mayor al rallado que las circonitas
  3. Existen multitud de tamaños, formas y colores
  4. Y, por último, tienen un precio muchísimo más asequible que las piedras que se han usado hasta el momento en este tipo de joyas.
aros dorados con piedras cristal
aros de plata con cristales swarovski

¿Qué tipo de joyas se hacen con los cristales de Swarovski?

Tal como te imaginarás, después de contarte todas las razones por las que se usan en joyería estos cristales, existen todo tipo de joyas hechas con ellos:

  • Pendientes de todo tipo
  • Anillos
  • Pulseras
  • Colgantes
  • Broches para la ropa o para el pelo
  • Relojes
  • Incluso, ¡mascarillas decoradas con los cristales! ¡una locura!
anillos cristales swarovski

Cómo diferenciar los cristales de Swarovski de imitaciones

Obviamente, el éxito de este producto ha llevado a que se fabriquen imitaciones, pero existen algunos trucos para que no te den gato por liebre:

1. Los cristales son uniformes. ¿qué quiere decir eso? Pues que, al ser cortados con una máquina tan precisa, ¡son todos exactamente iguales! Por lo que, si te dan varios cristales y uno de ellos tiene una forma diferente a los demás ¡mosquéate!

2. De la misma manera que pasa con los diamantes, las caras de estos cristales se unen en el mismo punto. Es lo que se llama el Pointing up.

Pointing up

3.  En su interior no tienen burbujas, así que si ves alguna ¡es una imitación sí o sí!

4. Algunos de estos cristales tienen un tratamiento especial llamado Aurora Boreal (siglas o terminación AB) con el que consiguen una superficie con un acabado como si fuera el arcoíris.

5.  El brillo es lo más. De tal forma que, si pones un cristal de Swarovski al lado de uno que no lo sea, verás claramente como el falso tiene un brillo que no tiene nada que ver con el original.

Y tú, ¿alguna vez habías oído hablar de todo esto?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *