Mi regalo perfecto para el día de la madre

dejadme dormir

El día de la madre está a la vuelta de la esquina y, para explicaros cuál sería mi regalo perfecto, antes debería contarte algunos cambios que sufrió mi vida con la maternidad.

Mi experiencia con la maternidad.

El nacimiento de mi primer hijo fue una fiesta de emociones. Por un lado, despertó un amor inexplicable junto con una gran felicidad pero, por otro lado, nacieron los miedos y el respeto hacia la vida.

Todavía recuerdo esa primera vez que salimos a pasear a nuestro bebé y nos tocó cruzar el primer paso de cebra sin semáforo ¡menuda paranoia me invadió! ¿cómo iba a cruzar el carro por delante de mí? ?¿y si venía un coche muy rápido y yo no lo veía? ¡así no le podía proteger!. Por suerte, esto sólo fueron los miedos iniciales a lo desconocido.

Realidad sobre el embarazo

Lo que sí que llegó para quedarse fue el cansancio eterno ¡y mira que te lo advierten! pero, sinceramente, creo que nuestro cuerpo es sabio y hace oídos sordos, porque de lo contrario mucha gente no tendría hijos.

Junto con la falta de descanso llegan las jornadas de puertas abiertas al baño y los desayunos desordenados. Se acabó el silencio, la privacidad y los momentos de tranquilidad; ahora el espacio es de todos y cualquiera quiere entrar a contarte la historia más rocambolesca en el momento que más les apetezca. En mi casa hemos llegado incluso a hacer asambleas alrededor del WC mientras uno de mis hijos luchaba contra su estreñimiento. Lo sé, muy duro de asimilar.

Todo esto no te lo cuento como queja, ya que yo escogí este formato de vida, y no lo cambio por nada del mundo, sino para ponerte en situación y que entiendas cuál es mi regalo perfecto para el día de la madre.  

maternidad

El regalo perfecto el día de la madre

Como bien dice el propio título de este primer domingo de mayo, lo que se celebra es el ¡DÍA DE LA MADRE! No el regalo, no la comida, no una merienda ¡no! ¡es el día entero! ¿Y eso qué supone? Ahora mismo te lo voy a contar:

1. Unas horas más de sueño

Es nuestro día y, qué menos que dormir un mínimo de 8 horas de tirón, sin interrupciones ni niños llamándote a través de la puerta para que te levantes.

Sí o sí, un homenaje a una madre tiene que ir de la mano de una cura de sueño en condiciones.

dejadme dormir

2.El desayuno perfecto

Después de la cura de sueño llega otro momento gran momento que no se nos suele permitir disfrutar: el desayuno.

En la vida normal, las prisas por llegar al colegio o al trabajo no nos permiten saborear este gran momento, así que en nuestro día tenemos que resarcirnos.

desayuno

3.Baño sólo para madres

No hay día de la madre sin tener un baño reservado sólo para nosotras ¡todo el día!.

Como si hace falta poner un cartel en la puerta para que todo el mundo lo tenga claro. “USO EXCLUSIVO DE MAMÁ. Los mensajes importantes a la salida.”

letrero baño

4.Un día sin tener que cocinar

Comidas, cenas, meriendas… en nuestro día nos toca no pensar en esto. Necesitamos descanso mental y ello conlleva no tener que planificar comidas

5.Y si se empeñan en hacernos un regalo…

¡por lo menos que sea algo bonito y que nos guste! Como estos packs especiales para el día de la madre que te hemos preparado.

pack ringo oro
Collar y pendientes Ringo
pack daily

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *