Cómo reabrir un agujero de un pendiente

Cómo reabrir un agujero

¿Quieres reabrir un agujero de un pendiente que se te ha cerrado? Pues antes de lanzarte a hacerlo por tu cuenta es necesario que consideres algunas de las cosas que te voy a explicar a continuación.

¿Se ha cerrado o no?

La primera gran pregunta que debemos hacernos cuando nos planteamos reabrir un agujero es: ¿se ha cerrado realmente, o sigue estando ahí?

La realidad, según los expertos en piercings, es que cuando te haces un nuevo pendiente el agujero tarda hasta un año en cicatrizar, por lo que:

  • Si has llevado el pendiente durante un año, tu agujero no se habrá cerrado, sino que se habrá rellenado de tejido cicatricial. Es decir, se podrá volver a abrir.
  • Por el contrario, si no lo has llevado durante ese tiempo no podemos saber a ciencia cierta si el agujero habrá llegado a cicatrizar. En este caso, puede que sí que se te haya cerrado.

Lo mejor para saber en qué estado se encuentra tu agujero es que vayas a un sitio especializado en piercings para que te aconsejen de forma individualizada.

Los pendientes tardan, aproximadamente, un año en cicatrizar

¿Cómo lo puedo reabrir?

En el caso de que tengas claro que el agujero está ahí y quieras intentar abrirlo por tu cuenta, deberás tener en cuenta estos pasos para reabrir tu agujero de forma correcta.

1.-Desinfectar la zona con alcohol

Esto es primordial y no negociable. Antes de hacer nada en tu oreja, sí o sí, tienes que desinfectarla con alcohol para evitar posibles infecciones posteriores.

Desinfectar con alcohol

2.-Hielo

En el caso de que tengas miedo de poder hacerte daño, lo que puedes hacer es insensibilizar la zona de la oreja en la que tengas el agujero. ¿Cómo? ¡Pues muy sencillo! Coge un cubito de hielo y póntelo durante unos minutos en la zona de la oreja dónde llevaras el pendiente.

insensibilizar con hielo

3-Aguja estéril

Para abrir un agujero los profesionales de los piercings suelen utilizar unas agujas especiales, pero en nuestro caso las mejores opciones son:

  • Una aguja estéril de una jeringuilla que se venden en las farmacias.
  • O bien, una aguja que tengas por casa. Eso sí, si eliges esta opción lo primero que tienes que hacer es esterilizarla hirviéndola en agua.
esterilizar aguja

4-Lubricación a tope

Para facilitar que la aguja abra el agujero y entre sin causar daños es aconsejable lubricar muy bien la zona. De esta manera lo que estamos favoreciendo es que la aguja resbale más fácilmente y entre de forma más suave, lo que se traducirá en que el proceso te resulte mucho más sencillo.

Para ello puedes usar lubricantes inocuos como:

  • gel de ecografía
  • lubricantes sexuales
  • gel urológico
Lubricación de la oreja y la aguja

5-¡A reabrir!

Una vez que ya tienes la oreja desinfectada, material limpio y oreja lubricada, empieza poco a poco introducir la aguja o pendiente por el agujero cerrado de forma suave.

reabrir un agujero

6-No lo he conseguido

Si con todo esto que te he contado no eres capaz de reabrir el agujero o te estás haciendo daño, no insistas dado que puede ir a peor. En ese caso, busca un centro especializado en piercings para que te observen la zona y te de su opinión..

¡Un profesional!

colección otoño invierno

Pendientes piedra negra

23.00

colección otoño invierno

Ear cuff plata

23.00

colección otoño invierno

Ear cuff dorado

23.00

colección otoño invierno

Pendientes dormilonas doradas

19.00

NOVEDADES ?

Aros mini arcoíris

25.00

NOVEDADES ?

Pendientes perlas

24.00

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¡Hola! ¿En que te puedo ayudar?