La realidad sobre el embarazo

Realidad sobre el embarazo

Siempre me ha dado mucha rabia que las mujeres no nos digamos toda la verdad sobre lo relacionado con el proceso del embarazo y, por eso, en este post quiero ser sincera contigo.

Los niños me encantan y, de niña, soñaba con tener un mínimo de 4 pomponcitos.

Actualmente, en mi séptimo mes del tercer embarazo, sólo puedo decirte una cosa ¡Ojalá los trajera la cigüeña!

Y es que el embarazo no es un camino de rosas, y te lo voy a demostrar compartiendo contigo algunos ejemplos de situaciones que se viven a lo largo de todo el proceso.

¡Vamos allá!

1er trimestre

¡Enhorabuena! ¡Estás embarazada! Los primeros días, cuando te enteras de la gran noticia, la alegría radia por todos los poros de tu cuerpo y sientes una alegría inexplicable.

De repente, de la noche a la mañana se apoderan de ti las náuseas, los vómitos y el sueño irremediable, como si te hubieras convertido en una persona narcoléptica, durmiéndote en cada esquina o farola que te apoyas.

Todos estos síntomas se unifican provocándote un continuo despiste, al cual no estabas acostumbrada, llevándote a hacer cosas como dejarte el ordenador en el autobús a la vuelta del trabajo. Verídico, así me pasó, como os lo cuento.

2º trimestre

En el segundo trimestre disminuye la sensación de malestar, aunque no suele ser tras el tercer mes como dicen muchos…más bien el cuarto…

Entonces llega el gran dilema: ¿Y qué me pongo?. Los pantalones ya no te abrochan y tus camisas o jerseys dejan entrever una barriga incipiente que no acaba de dejar claro si estás o no embarazada, generando cuchicheos incómodos a tu alrededor.

Así que, llegados a este punto, cuando veas que alguien te mira en forma de señora portera, dale un cortazo de los buenos en plan “Sí, me gusta la fabada y el chorizo, pero la lorza es porque estoy embarazada”.

3er trimestre

En la recta final ya habrás empezado a experimentar las famosas “pataditas” ¿Qué forma más fina de llamarlas, no? ¡Pero si cuando te sientas o te tumbas parece que, en lugar de un bebé, estás criando una Tortuga Ninja!.

Durante los 9 meses tendrás que hacerte muchas analíticas, pero es importante que te quedes con el nombre de una “ test O´sullivan o prueba de la glucosa” ¡No te emociones! no es ninguna fiesta privada de chuches y donuts.

Es una prueba en la que tienes que beberte una botella de azúcar concentrada que, al primer trago, produce unas náuseas horrorosas mientras la linda enfermera te dice “Nena, no vomites que si no tendremos que volver a empezar”.

Por último sólo me queda contarte una cosa, que toda mujer debería saber, familiarízate con el término hemorroides. Si no las has tenido ya, tienes un 90% de probabilidades de sufrirlas si tu parto es natural.

Como has podido comprobar, el embarazo es duro, pero en el momento en que sostienes a tu bebé por primera vez en tus brazos todo esto que te he contado se desvanece y sólo piensas una cosa…

¡Lo haría una y mil veces!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¡Hola! ¿En que te puedo ayudar?